5 recomendaciones para el uso de andamios con seguridad

Los andamios sirven para permitir el acceso y la movilidad de los obreros en la construcción de una obra, estos ayudan y facilitan el trabajo en las obras que son más complejas.

Pueden existir distintos tipos de andamios, pero en todos ellos existen factores de riesgo que debemos evitar, detectar y analizar.

Una de las más comunes son las caídas a distinto nivel debido a las ausencias de barandas de seguridad. Así como las caídas de materiales sobre las personas, riesgo importante a tener siempre en cuenta.

A su vez, podría producirse el vuelco del andamio por una rotura de la plataforma de trabajo por una sobrecarga o porque exista poca separación entre el andamio y la fachada de la obra.

Frente a todos estos posibles accidentes te ofrecemos las siguientes recomendaciones de seguridad a llevar a cabo:

  1. Se debe advertir del peligro a las personas que pasen por debajo de los andamios para que no haya incidencias de caída de objetos.
  2. No se debería trabajar en un andamio cuando existan condiciones climatológicas adversas como fuerte viento, lluvia, niebla o nieve.
  3. Estos deben ser apoyados sobre una superficie lisa, sólida y fuerte.
  4. La anchura de su plataforma de trabajo debería ser como mínimo de 60 cm y contener barandas perimetrales.
  5. El personal que se encargue de su montaje y desmontaje debe estar perfectamente cualificado.

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Categorías