Cómo escoger andamiaje (II)

Como os contábamos la semana pasada, los andamios, o sistema de andamios, son estructuras que se erigen temporalmente para trabajos de construcción o reformas. Permiten a los operarios realizar su trabajo de manera progresivamente más alejada del suelo. Esta semana os seguimos dando unos consejos sobre cómo escoger andamiaje.

Los andamios suelen estar sujetos a normas, aquí en España tenemos la UNE EN 1808, la UNE EN 1495, y las UNE EN 12810 y 12811, respectivas a los tipos anteriormente citados. Si bien puede haber más, nos sirve para ilustrar cómo el tipo de andamio no es lo único a tener en cuenta.

Hay una serie de factores a tener en cuenta

1.- El suelo donde se va a realizar la construcción, ya que si es poco estable, probablemente queramos un sistema de andamiaje suspendido.

2.- El presupuesto. Expandiendo lo explicado anteriormente sobre alquiler o compra, cabe destacar el sistema de plataforma soportada como opción más barata a largo plazo, al ser posible reutilizar las partes que componen el sistema durante un número elevado de usos.

3.- La productividad. Los andamios ajustables permiten a los operarios ser mucho más productivos, al poder trabajar cómodamente en dos niveles o más.

4.- La duración y el tipo de obra. Los andamios ajustables pueden ser erigidos rápidamente, lo que nos sirve para obras rápidas o que precisan de flexibilidad, ya sea para desplegarlos múltiples veces o para montarlos y desmontarlos si las condiciones lo requieren.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn