¿Qué es un EPI? (I)

EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL

Los EPI recomendables en las operaciones de montaje, utilización y desmontaje de
andamios citados a continuación:

En primer lugar, nos debemos asegurar de llevar un casco de seguridad conforme a su normativa. Es importante que cuente con barbuquejo, ya que protege de los posibles impactos de la cabeza contra tubos del andamio y de forma especial elimina el riesgo de desprenderse el casco de la cabeza en aquellas posiciones en las existe dicha posibilidad. Un apropiado calzado de seguridad y no debemos olvidarnos de unos buenos Guantes de cuero reforzados (también cumpliendo la normativa).

En las situaciones en que no esté garantizada la protección contra caídas de altura mediante protecciones colectivas o se tenga que trabajar de forma puntual en estas zonas, se utilizará un equipo de protección anticaídas.

El equipo de protección anticaídas debe estar formado por un arnés anticaídas, un dispositivo de amarre con absorbedor
de energía o un dispositivo anticaídas retráctil.

Para poder estar conectado en todo momento es necesario disponer de doble mosquetón.

Cualquier otro EPI a utilizar se determinará en función de la correspondiente evaluación de riesgos, según el tipo de trabajo y de las condiciones del lugar donde esté instalado el andamio.

LA SEÑALIZACIÓN

Cuando algunas partes de un andamio no estén listas para su utilización, en particular durante el montaje, el desmontaje o las transformaciones, es importante que dichas partes cuenten con señales de advertencia.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn