¿Qué es un EPI? (Señalización)

Se deben utilizar las siguientes señales según los casos:

De obligación (protección de la cabeza, protección de las manos, protección de los pies, protección individual contra caídas, etc).

De advertencia (caídas a distinto nivel, riesgo de tropezar, riesgo eléctrico, peligro en general).

Señal de prohibición (entrada prohibida a personas no autorizadas).
Se deben utilizar las señales adecuadas según los distintos casos en que el andamio invada la calzada y se debe verificar el cumplimiento de la normativa particular del municipio. Las más importantes son las siguientes:

– Peligro obras, limitación de velocidad, limitación de altura, estrechamiento de calzada, etc.
– Balizamiento mediante guirnaldas luminosas fijas e intermitentes.

La seguridad de los peatones que puedan circular por debajo o en las proximidades de los andamios,
se debe asegurar señalizando los distintos elementos estructurales situados a nivel de calle, impidiendo
siempre que sea posible el paso por debajo de zonas donde se puedan golpear con alguna parte de la
estructura.

Para ello se pondrá una señal complementaria de prohibido pasar a los peatones. Debe señalizarse y acotar debidamente la zona de acopio de los materiales así como la zona de izado de materiales para el montaje y desmontaje del andamio. En el caso en que, por motivos de seguridad, los peatones no puedan pasar por debajo del andamio, debe existir un paso alternativo debidamenteprotegido mediante vallas, señalizado y balizado si se invade la calzada de circulación de vehículos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn